icono home

contactenos-boton

Artículos

Estado debe construir sociedades incluyentes

Diario El Peruano (14/07/2011)
Convicción. Catedrático español afirma que el Estado debe construir sociedades incluyentes

• Propone diseñar políticas de servicios públicos para la población
• Asegura que los pactos ciudadanos facilitan la obtención de objetivos

elperuano

Jesús Ruiz-Huerta Carbonell, catedrático de la Escuela de Postgrado de la universidad Continental, y de la universidad pública Rey Juan Carlos, en Madrid, sostiene que es función del Estado construir sociedades incluyentes y cohesionadas. Establecer pactos de ciudadanía es un mecanismo para lograrlo, porque una ética y eficiente función pública es responsabilidad de todos los sectores.

¿Qué transformación debe hacer el Estado para que el crecimiento económico y la desigualdad social no vayan por calles paralelas?
–Hacen falta políticas de servicios públicos buenos y eficaces para que la población los utilice y disfrute en mayor medida. Para lograrlo, debe tener recursos financieros a través de tributos. La inversión debe orientarla hacia prestaciones en educación y salud con estándares elevados. No es fácil cambiar la estructura del sistema tributario, es un problema en el Perú pero también en América Latina.

¿Es una ironía que se capten pocos recursos y que al mismo tiempo se produzcan casos de corrupción?
–Es verdad, y el Estado tiene que desarrollar medidas paralelas para controlarla. La iniciativa de cohesión social establece pactos de ciudadanía. En el Perú, el Acuerdo Nacional es una experiencia interesante que podría potenciarse más. En Uruguay, durante el gobierno de Tabaré Vásquez, se aumentó la carga fiscal y se mejoraron sustancialmente sus servicios públicos. Tuvo a su cargo el proceso de reforma fiscal.

¿Qué medidas se adoptaron en España?
–En España, tuvimos la experiencia de los Pactos de la Moncloa, que fueron los acuerdos firmados entre el gobierno de España presidido por Adolfo Suárez, los partidos políticos y las principales fuerzas sociales para garantizar el tránsito a la democracia y la estabilidad económica, después de la muerte de Francisco Franco.

¿Qué temas pueden incluirse en un pacto social?, ¿el de la corrupción?
–Muchos. También para que haya recursos financieros, buenos servicios públicos y para proteger el derecho de la ciudadanía. Por eso, utilizamos el concepto pacto de ciudadanía. Uno es ciudadano cuando tiene capacidad para exigir que se le den buenos servicios públicos.

¿Cuál es el papel del Estado en un contexto donde las fronteras entre los países son cada vez más inexistentes?
–Tiene que sentar las reglas de juego, hacerlas cumplir, arbitrar cuando hay problemas y hacerse cargo de servicios que la iniciativa privada no asumirá. Es una responsabilidad no solo de los funcionarios sino también, y sobre todo, de los políticos, que son los que toman las decisiones finales. Es verdad que el mundo está cambiando, pero hay que crear fórmulas de entendimiento para que los sectores público y privado haga mejor las cosas. Por eso es importante fortalecer el Estado, para que cumpla su rol y los funcionarios también, sin corrupción y con servicio.

El ciudadano común como que no cree en el Estado...
–Para empezar, el ciudadano debe entender que el Estado es importante y hay que defender al sector público. Esto es importante. Puede tener una opinión crítica, pero también deberá defender la función pública. Los ciudadanos tienen que exigir, razonablemente, que los servicios del Estado sean buenos.

¿Cuál es para usted la principal función del Estado?
–El Estado ha de permitir y facilitar las condiciones para el crecimiento económico, pero no puede olvidarse del objetivo de la igualdad porque hay que construir sociedades incluyentes y cohesionadas. Ese es el futuro, las sociedades segmentadas no van a ninguna parte.

¿Esa visión que tiene del Estado puede aplicarse en cualquier país?
–Creo que sí, con un añadido: que al no existir fronteras, el Estado tiene una misión hacia adentro, local, y otra internacional para lograr la convivencia en ese escenario.

Pacto por la transparencia
El catedrático señala que en España existe una preocupación por la transparencia, aunque corrupción aún existe "porque las cosas no se pueden cambiar de un día para otro."

Precisó, sin embargo, que fue posible su reducción porque al salir del régimen autoritario de Francisco Franco y pasar por una guerra civil hubo mucho deseo de cambio. La firma de los Pactos de la Moncloa lo puso de manifiesto.

En este esfuerzo, reconoce que el Pacto Fiscal fue muy importante. "Se cambió la imposición indirecta y directa. En esta última se estableció un impuesto a la renta, como debe ser. Todos tienen que pagar impuestos y saber que los paga. Durante el gobierno de Felipe González, la presión fiscal aumentó por año de mandato. Los recursos financiaron los servicios públicos.

Perfil
1 Jesús Ruiz-Huerta Carbonell es especialista en economía aplicada y hacienda pública. Fue catedrático de la Universidad Complutense de Madrid.

2 Es docente de la Escuela de Posgrado de la Universidad Continental y dictó en Lima una conferencia magistral sobre El rol del Estado ante el crecimiento económico y la desigualdad.

(Entrevista de Susana Mendoza)